19 dic. 2011

SOBRE EL DIBUJO

La semana pasada asistí a una clase de dibujo al natural. Hacía muchos años que no lo hacía (desde la facultad) y fue una experiencia muy gratificante. Volver a tomar apuntes rápidos con una modelo que se iba moviendo mientras se hablaba de las distintas técnicas para afrontar con garantías un dibujo.

De esa clase saqué dos conclusiones:

  • No existe una fórmula única para afrontar con éxito un dibujo
  • Creatividad y análisis son conceptos indispensables para dibujar pero que siempre están enfrentados

Siempre había tenido curiosidad por saber por qué hay gente a la que le gusta dibujar pero hace tiempo dejaron de hacerlo. O muchos que no saben dibujar, dicen que les encantaría saber dibujar. Por otro lado, nunca soporté la expresión "que suerte tienes que se te da bien dibujar". Como si hubiese sido un regalo divino, no una habilidad trabajada durante muchos años. "Se me da bien dibujar porque llevo dibujando desde los 3 años, ininterrumpidamente", me gusta contestar con tono molesto. Tim Burton hablaba de algo parecido en el libro "Tim Burton por Tim Burton"
"Si uno va a una sala de jardín de infantes puede comprobar que todos dibujan igual, ninguno es mejor que otro. Pero algo ocurre cuando uno crece. La sociedad te extingue todo lo personal. Recuerdo que fue una verdadera batalla cuando comencé a asistir a una escuela de arte. En lugar de darte valor para expresarte de una manera personal y dibujar como cada uno lo hace desde que era chico, ellos te tiran con las reglas de la sociedad. Te dicen:  No se puede dibujar así.
Recuerdo que un día estaba tan frustrado, porque a mí me encantaba dibujar pero realmente no era bueno. Algo me hizo clic en la cabeza, estaba sentado dibujando y pensé: Basta, no me importa si puedo dibujar o no. Y juro por Dios que por un segundo sentí una libertad que nunca había tenido antes. A partir de allí no me importó si a la gente le gustaba. Yo poseía ese sentido de libertad parecido al que proviene de tomar una droga"
Está claro que dibujar y juzgarse van cogidos de la mano. Es inevitable dibujar sin pensar que lo que querías hacer no te está saliendo, eso te frustra, te pones más nervioso y dibujas peor de lo que sabes. Al final lo que debía ser un momento de placer y disfrute se convierte en una tortura. Por lo que, pocos minutos después, has dejado de dibujar y te planteas no volver a hacerlo en mucho tiempo.

Yo comparo esto con aprender a patinar. Tengo un amigo que viene a la escuela en skate, y yo sentía curiosidad por saber cómo sería moverte por la ciudad en un skate. Le pregunté cuánto tiempo tardaría en poder usarlo como medio de transporte, sin piruetas ni tonterías. Él me contestó que si me pusiera todos los días en un mes podría patinar tranquilamente. No tolero muy bien el dolor físico así que le pregunté si yo sería capaz de aprender sin caerme. Mi amigo me miró y me dijo sonriendo que no conocía a nadie que no se hubiese caído mientras aprendía a patinar... Fin de la historia y de mi carrera como skater.

Pues lo mismo pasa con el dibujo. No esperes saber dibujar sin antes haber dibujado mucha mierda. Deja de juzgarte y simplemente ponte a dibujar. ¡Disfrútalo!

Hace poco leí en este blog una reflexión que hacía el dibujante francés Joann Sfar sobre este tema, y lo que para él significaba dibujar:
A fin de cuentas el dibujo me ayuda a comprender mejor las cosas. (...) El dibujo me autoriza a colocarme largo tiempo delante de algo para contemplarlo fuera de la urgencia habitual. Aunque solo sea por su capacidad de mostrarme la estructura de lo que me rodea, el dibujo vale la pena. (...) El dibujo es un pequeño camino espiritual que no molesta a nadie
Para terminar, os dejo una conferencia muy motivante e inspiradora que hizo el ilustrador Puño en el Mad 2011. Y si tenéis ganas de dibujar y os apetece aprender, no dudéis en visitar este estupendo blog que propone muy buenas herramientas para encarar con más facilidad un dibujo.

3 comentarios:

  1. Un post genial Rafiki!

    Me siento plenamente identificada! .. Soy de las que les encanta dibujar, pero ya hace mucho que dejé de hacerlo y en cuanto me pongo y veo que no me gusta, lo dejo!

    Gracias por la motivación! Muy inspirador! .. :)
    Belinda

    ResponderEliminar
  2. Muy buen aporte Rafiki, soy de aquellos que tienen que dedicarle el triple de tiempo que otros para llegar al mismo sitio, en eso se me incluye el dibujo... y pienso que has relfexionado de una manera muy acertada que comparto contigo... ( por cierto buenas recomendaciones que van a mi mochila ;))

    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Pf, en estos momentos este escrito me viene genial. Me encantaría saber dibujar porque también me encantaría animar y creo que una no puede hacerse sin saber la otra. Pero claro, no se cómo empezar, estoy dispuesto a dibujar mierda pero necesito saber si voy en camino a algo, no sé si se puede aprender a dibujar sólo o con un profesor de dibujo o arte. Es mi interrogante del día.

    Ojalá puedas iluminarme un poco sobre eso. Gracias Rafa!

    ResponderEliminar